viernes, 6 de mayo de 2016

El SiPreBA ratificó su respaldo a los delegados despedidos en el diario BAE y exigió su inmediata reinstalación

En un acto realizado en la puerta de Aconcagua S.A., donde funciona la redacción del diario, un centenar de trabajadoras y trabajadores de Prensa junto a representantes de otras organizaciones sindicales y estudiantiles, expresaron su solidaridad con Ana Laura Tornaquindici y David Nudelman, víctimas de la persecución de la patronal encarnada por el Grupo Olmos, vinculado al líder de la UOM, Antonio Caló.


La compañera Ana Laura Tornaquindici, secretaria de Géneros del SiPreBA, abrió la lista de oradores y agradeció la presencia de tantos compañeros y compañeras congregados para expresarle su respaldo y acompañamiento ante el ataque empresarial. La trabajadora recordó cómo los Olmos buscaron romper la unidad de los trabajadores, separando a la comisión interna de sus compañeros, mudándolos de edificio. Señaló que “lo que venimos a construir como sindicato es todo lo contario a lo que es Antonio Caló (líder de la UOM, secretario general de la CGT Azopardo y vinculado a los dueños de BAE), que es un patrón sindicalista que desconoce a la organización sindical”. Añadió que “nosotros venimos a construir un sindicato desde las bases con todos los compañeros. Y concluyó que “por eso estamos acá para denunciar la persecución sindical”.



Posteriormente, Fernando “Tato” Dondero, secretario general del SiPreBA, recordó que hace dos años, cuando empezó a funcionar la redacción, un compañero dijo que eso “era la cárcel de Olmos”. “Estamos de nuevo y vamos a estar todas las veces que haga falta. Ese es nuestro ADN como sindicato. Dondero, quien es delegado de Página 12, explicó que en su diario estaban haciendo paro por las paritarias. “Nuestra manera de hacer sindicalismo es estar en cada lucha y en cada lugar”. Y ratificó su apoyo “en forma completa y total” a los dos compañeros despedidos la semana anterior.

Por su parte, Roberto Zorrilla, secretario general de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) acercó su solidaridad con los dos compañeros despedidos. El dirigente alertó que, a nivel nacional, “tenemos más de 2000 compañeros que fueron despedidos” en los últimos tres meses. Denunció la complicidad de la Justicia y la connivencia del Estado con los empresarios. Zorrilla celebró la reunión de la Mesa Nacional de Prensa que se pudo reunir después de sintetizar una posición común y anuncio que se resolvió convocar para el 8 de junio a una “gran marcha nacional de los trabajadores de Prensa para protestar y reclamar por lo que nos corresponde que es un buen salario”.



En representación del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA), Ariel Godoy, miembro de la nueva comisión directiva, recuperada por los trabajadores, transmitió la solidaridad a los delegados perseguidos y se puso a total disposición, felicitando al SiPreBA por el resultado obtenido en los recientes comicios. “Nos vamos a encontrar en la calle día tras día en la pelea que tenemos que dar por el conjunto de los trabajadores”. Godoy se expresó a favor de la confluencia de todos los sindicatos que enfrentan este ajuste del gobierno nacional, que es una continuidad del que venía aplicando la administración nacional anterior.

A su tiempo, el diputado nacional del Partido Obrero, Néstor Pitrola, informó que presentó “un proyecto de resolución en favor de la reincorporación” de los delegados Ana Laura Tornaquindici y David Nudelman. El legislador consideró que en momentos en que el país se discute una ley antidespidos, éstas cesantias ocurridas en BAE son resultado de una maniobra antilaboral que es el “cambio de firma”. Pitrola advirtió que “en nombre de una ley antidespidos”, el Congreso va a terminar tratando “un proyecto pro despido de trabajadores con antigüedad para tomar empleos baratos”. Señaló que el conflicto de BAE concentra el vaciamiento empresario y el despido antisindical. Y anticipó que presentarán una iniciativa que favorezca la expropiación de de toda empresa que cierre para garantizar la continuidad de las fuentes de trabajo.



En representación de los trabajadores de Clarín, el compañero Diego Bruschini, de la planta impresora de Zepita, expresó la solidaridad y contó la experiencia negativa de su compañero Alejandro, también electo delegado pero sin poder volver a trabajar desde hace 34 días porque la empresa lo persigue por haber decidido sumarse a la lucha sindical. Destacó que Clarín viola el Estatuto del Periodista Profesional y denunció que la empresa mantiene jornaleros que -trabajando en las mismas condiciones que personal efectivo- son contratados por día y cobran la mitad de lo que corresponde. El delegado también valoró el trabajo de organización de sus compañeros de la Comisión Interna SiPreBA del edificio de la calle Tacuarí.



Finalmente, el otro de los delegados despedidos, David Nudelman, destacó que esta pelea que se da en el gremio por la democracia sindical ha logrado poner en pie más de 20 comisiones internas. Entendió que “las patronales le temen a la organización sindical” y explicó que en esas empresas donde se busca generar una tasa mayor de ganancia, se persigue a los trabajadores mediante aprietes y con patotas. El delegado evocó que las redacciones de Crónica y la de BAE lucharon históricamente por los derechos de los trabajadores y reivindicó las conquistas logradas a lo largo de los años. Indicó que las patronales buscan imponer la flexibilización laboral a través de la convergencia de las redacciones, la precarización laboral y la eliminación de las fronteras entre los productos y los soportes, en clara violación de los estatutos y de los convenios. Nudelman aseguró que con Ana Laura van “a luchar hasta las últimas consecuencias por la reincorporación y la reinstalación” en esa empresa. Y aclaró que lo que está en juego no es la continuidad de sus puestos de trabajo sino “la continuidad de la organización gremial en todas las empresas periodísticas”. Finalmente, destacó que esta pelea está trascendiendo las fronteras de Buenos Aires y consideró necesario avanzar hacia la unidad nacional de los trabajadores de Prensa. El acto cerró con la ratificación de la convocatoria al acto del 8 de junio en el obelisco porteño para reclamar por las condiciones de trabajo y mejores salarios en todas las empresas periodísticas del país.

Pocas horas más tarde y consultado por compañeros cronistas radiales sobre los despidos de delegados en el diario BAE, el secretario general de la UOM, Antonio Caló, dijo ante los micrófonos que “está en contra de esos despidos”...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada